fbpx

Gran omisión en reciente apertura del nuevo Museo Nacional del Perú (MUNA)

Existe una gran omisión en la información que se brinda a los visitantes al Museo Nacional (MUNA), de quién fue el principal propulsor de la creación del Museo. El destacado historiador y padre de la antropología Luis E. Valcárcel fue quien propuso la creación del Museo Nacional, proyecto aprobado por el gobierno en 1931, sin embargo en el Museo no se informa al respecto, omisión muy grave!!
Esperamos que se haga la rectificación y se informe correctamente al público que asiste, porque si bien se hace mención a otros ilustres personajes que tuvieron también esa idea a inicios de la República, fue Valcárcel quien propuso concretamente su creación.
Aquí parte del texto del propio Valcárcel en sus Memorias publicadas por el IEP en 1981 dónde claramente hace mención de la creación del Museo Nacional.
“ La visita a un museo podía ser una actividad pedagógica mucho más significativa que una clase teórica, a condición de que éste estuviese organizado de manera científica y con gran sentido didáctico. Los museos limeños estaban muy lejos de cumplir estos requisitos. Por si fuera poco, no existía entre ellos la menor conexión, en virtud de lo cual no proporcionaban al visitante una visión de conjunto del proceso de nuestra historia. Para remediar tal situación, propuse la constitución de un Museo Nacional único que reuniese todos los testimonios de la vida peruana, desde la aparición del hombre hasta nuestros días…..”
Valcárcel agrega: “En el aspecto propiamente organizativo se integrarían bajo una sola dirección museos hasta entonces dispersos, los que a partir de entonces podrían responder a una determinada planificación, uno de cuyos aspectos importantes debía ser la promoción de la investigación.”
“Nuestro proyecto del Museo Nacional fue aprobado por el gobierno a fines de 1931, pero faltaba sin embargo un requisito indispensable: el local adecuado que reuniese a sus diferentes secciones e institutos. Lamentablemente, los años transcurrieron sin que los sucesivos gobiernos se preocuparan de la construcción de tal local. De suerte que nuestro proyecto quedó reducido a una disposición meramente administrativa que creó la dirección única de museos, cargo que desempeñé entre 1931 y 1945, año en que se cambió esta organización. Sin embargo, a pesar del escaso presupuesto con que contábamos y la limitación impuesta por la falta de un edificio único, logramos hacer más dinámica la vida de los museos e introducir algunas innovaciones”. 🔺

Deja una respuesta