Un gran mensaje en un pequeño extracto del testamento de Luis E. Valcárcel

01-09-2014 11;42;56AM_1223x1620En uno de los testamentos que realizó el gran maestro peruano  Luis E. Valcárcel,  se puede leer en una parte de él lo siguiente: “Declaro solemnemente que he vivido dentro de estrictas normas morales, en lo privado y en lo público; que en el ejercicio del Ministerio de Educación Pública llevé al extremo mi delicadeza, a punto de haber devuelto más de la mitad de la suma que se me asignó para el viaje que realicé a México en mi condición de Ministro el año de 1946, como acredita el recibo que conservo en mi archivo; que nunca hice daño a nadie deliberadamente y si alguien fue perjudicado por disposiciones emanadas de mi autoridad habrá sido exclusivamente en atención al interés del Estado y de la sociedad; que nunca utilicé de la cátedra universitaria con fines inconfesables; que he dedicado toda mi vida a la educación de la juventud para lograr que ella se dirija siempre por el camino del honor, de la justicia y de la libertad; que he seguido durante toda mi existencia un solo e indeclinable rumbo humanista; que cualquiera que sea mi suerte después de trazadas estas lineas mi profesión de fe es la de un hombre libre, que condena la injusticia y que lucha por los oprimidos sin abrigar prejuicio alguno de raza, religión o nacionalidad.”…

….”Quiero dirigirme por última vez a mis seres queridos para decirles cuanta es mi gratitud por su amor y devoción, y para rogarles que sean fieles a mi memoria, conservando el único y verdadero tesoro; el de un apellido sin mácula”…

Luis E. Valcárcel

Testamento del 22 de Agosto de 1949.